Pollo asado con patatas fritas, ¡un clásico!

Pollo Asado Con Patatas Fritas

¿Te gusta el pollo asado con patatas fritas? ¡A nosotros nos encanta!

Por eso, hoy te traemos una receta muy fácil y deliciosa para celebrar el Día Mundial de la Patata Frita. Se trata de un plato que nunca falla y que gusta a toda la familia.

El pollo asado es una de las formas más sencillas y sabrosas de preparar esta carne, que además es muy saludable y económica. Lo único que necesitas es un buen pollo, limpio y seco, sal, pimienta, ajo, limón y hierbas aromáticas al gusto. También puedes añadir un poco de vino blanco o caldo de pollo para que quede más jugoso.

De las patatas fritas hablaremos un poco más adelante, serán las protagonistas de esta receta.

Recuerda que el primer paso para toda receta es elegir un pollo fresco y de buena calidad. Nuestra segunda recomendación es que sigas estos 6 consejos para conservar y preparar el pollo correctamente.

 

UN POCO DE HISTORIA…

¿Sabías que Bélgica y Francia tienen una disputa no resuelta sobre el verdadero origen de las patatas fritas? Los belgas aseguran que estas nacieron en las orillas del río Mosa alrededor del siglo XVII, cuando debido a una helada no había pescado para la venta. Por otro lado, los franceses afirman que nacieron en París durante el siglo XIX, donde se vendían en puestos callejeros.

Patatas Fritas

RECETA DE POLLO ASADO CON PATATAS FRITAS

  • COMENSALES: 4 personas
  • TIEMPO DE PREPARACIÓN: 1 hora y 30 minutos

INGREDIENTES

  • 4 dientes de ajo
  • 1 limón
  • 2 ramas de romero fresco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal, pimienta y hierbas aromáticas al gusto

Opcional: vino blanco para cocinar

PREPARACIÓN DEL POLLO ASADO

  • Precalienta el horno a 180º C y engrasa una fuente apta para horno.
  • Salpimienta el pollo por dentro y por fuera, y rellénalo con unos dientes de ajo pelados y un limón cortado en cuartos. Ata las patas con hilo de cocina y coloca el pollo en la fuente.

El hilo y la elección de una fuente adecuada (con bordes altos) ayudará a que el pollo se cocine de manera uniforme y conserve sus jugos naturales.

  • Espolvorea el pollo con hierbas aromáticas al gusto, como tomillo, romero o laurel. Riega con un poco de aceite de oliva y vino blanco o caldo de pollo.
  • Hornea el pollo durante una hora y media, aproximadamente, o hasta que esté bien dorado y hecho por dentro.
  • Sirve el pollo asado con las patatas fritas ¡y disfruta de este clásico que nunca pasa de moda!

 

Después de sacar el pollo del horno, deja que repose durante unos minutos antes de cortarlo. Esto permitirá que los jugos se distribuyan por toda la carne, lo que resultará en un pollo más jugoso y sabroso.

PREPARACIÓN DE LAS PATATAS FRITAS

  • REMOJO: para obtener unas patatas fritas más crujientes, puedes remojar las tiras de patata en agua fría durante al menos 30 minutos. Esto ayuda a eliminar el exceso de almidón de las patatas.
  • SECADO: después del remojo (si decides hacerlo), seca bien las tiras de patata con papel de cocina para eliminar cualquier exceso de humedad.
  • PRECALENTAR EL ACEITE: vierte suficiente aceite en una sartén grande o en una freidora hasta que cubra aproximadamente 3 centímetros de altura. Calienta el aceite a una temperatura de aproximadamente 180° C. Es importante que el aceite esté lo suficientemente caliente para freír las patatas correctamente.
  • FREÍR LAS PATATAS: una vez que el aceite esté caliente, añade las tiras de patata en lotes pequeños para evitar que se peguen entre sí. Fríelas durante unos 5 o 7 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes.
  • ESCURRIR Y SALPIMENTAR: Una vez que las patatas estén doradas, retirarlas del aceite con una espumadera y colócalas sobre papel de cocina para escurrir el exceso de aceite. Espolvorea con sal al gusto mientras aún estén calientes.
Patatas Fritas

No sobrecargues la sartén o la freidora con demasiadas patatas a la vez. Freírlas en lotes pequeños garantiza que todas las patatas tengan suficiente espacio para cocinarse de manera uniforme y para evitar que el aceite se enfríe demasiado rápido.

Experimenta con diferentes condimentos y especias para darle sabor a tus patatas fritas. Puedes probar con sal de ajo, pimienta negra, paprika ahumada o hierbas frescas picadas para añadir un toque extra de sabor.

Las patatas fritas son el acompañamiento perfecto para el pollo asado, ya que le aportan un toque crujiente y sabroso. Puedes freírlas en abundante aceite caliente, o seguir los consejos que te hemos enumerado anteriormente. 

Lo importante es que queden bien doradas y tiernas por dentro, lo demás es disfrutar. ¡Feliz Día Mundial de la Patata Frita!

Somos conocidos por nuestros canales y despieces de pollo, ¡pero también tenemos mucho más que ofrecer!

Las patatas peladas y cortadas son solo una muestra, haz click aquí para descubrir más de nuestros productos.

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados

Únete a la Newsletter

3mfy4sdxun3n44w6p9jmknmkq3gg666adsgzpkadkp4qsmjqpj9awpibioqs8533ruyq5gm62z67fhpvny4gmj7tkinp9h69jxw