Este sitio web utiliza cookies con el fin de mejorar la información y navegación del sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta nuestra Política de Cookies.

Se abre un debate por el sistema de "semáforos" para la información nutricional

La eficacia y las posibles repercusiones del sistema de "semáforos" para la información nutricional, adoptado por Reino Unido, ha sido objeto de debate tanto del Comité Permanente de la Cadena Alimentaria como en la reunión del Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores.

13 de enero de 2014. Reino Unido adoptó el pasado mes de junio un sistema híbrido de información nutricional, de carácter voluntario, los llamados semáforos, que combina el modelo GDA/CDO (cantidad diaria orientativa), con códigos de colores (rojo, amarillo y verde) en función del contenido alto, medio o bajo en grasas, grasas saturadas, sal y azúcares por cada 100 grs.

A lo largo de las últimas semanas, este modelo de Reino Unido ha sido objeto de debate tanto en el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria, como en la reunión del Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores, donde se ha cuestionado su eficacia, las posibles repercusiones en el mercado interior, así como la base científica que le da soporte.

En la reunión del consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea, que tuvo lugar los pasados 16 y 17 de diciembre, nuevamente se cuestionó este modelo y 17 países, entre ellos España, solicitaron a la Comisión Europea que elabore un informe sobre la validez jurídica de este modelo dentro del ámbito del derecho comunitario.

La Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha recalcado que el modelo del Reino Unido puede conllevar importantes repercusiones para nuestros productos, según ha comunicado a su vez, la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE).