Este sitio web utiliza cookies con el fin de mejorar la información y navegación del sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta nuestra Política de Cookies.

Entrevista a Rafael Rodríguez Rodríguez, gerente de Disavasa

"Innovación, servicio y lo más importante, empatía con el cliente es lo que define a Disavasa" 

29 de abril de 2013. Los orígenes de Disavasa se remontan a los años 50, y son muchos los cambios que se han producido desde entonces. ¿Cuáles crees que son, a tu juicio, los cambios más significativos?

En primer lugar, el hecho de que Disavasa siempre haya estado ligada a la producción y no sólo a la comercialización del pollo.  Desde sus inicios, Disavasa ha acometido las inversiones que han sido necesarias para poder disponer de medios e instalaciones que den respuesta a lo que han demandado nuestros clientes. Siempre nos hemos caracterizado por estar a la vanguardia en maquinaria de procesos y tecnología.

¿Qué factores han sido claves para este crecimiento?

Los factores claves para este crecimiento han sido principalmente el producto, las instalaciones, la maquinaria, la informatización, y por supuesto, la cualificación de nuestro personal, formado y comprometido.

La alianza con VerAvic y Los Ángeles 2010, en el año 2008, para formar el Grupo de Gestión y Desarrollo Avícola, VMR, muestra vuestra clara vocación de progreso. Pero, ¿qué supone para Disavasa estar integrada en este proyecto empresarial?

Para Disavasa es muy importante controlar los productos y los procesos desde el principio para conseguir un adecuado producto final, y en eso VerAvic, con la crianza, alimentación y proceso de sacrifio y clasificación, junto a Los Ángeles 2010, con la logística, nos garantizan el poder llegar a ese objetivo.

En estos momentos habéis realizado un gran esfuerzo inversor para la construcción de la nueva fábrica de piensos, situada en Casatejada, Cáceres. ¿Tenéis previstas nuevas inversiones durante los próximos años?

Estamos acometiendo una importante ampliación de nuestras instalaciones de San Fernando de Henares, y en un futuro cercano acometeremos la modernización de maquinaria de proceso en nuestra planta de sacrificio. Creemos que el esfuerzo inversor es necesario para el futuro de nuestra empresa, ya que es la única herramienta que nos permite mejorar en costes y calidad.

Desde hace un año, el grupo está comercializando su propia marca de pollo certificado, Gallus Gallus. ¿Podrías explicar las principales diferencias y beneficios de este pollo certificado amarillo con respecto al pollo blanco?

Es un producto de gran calidad. Además de su color amarillo, su alimentación se basa en un 65% de cereales como mínimo, y todos los procesos desde la granja, alimentación, sacrificio despiece y envasado están controlados por una empresa certificadora que garantiza que todo se hace correctamente.

Pensando a largo plazo, ¿qué objetivos os habéis marcado en Disavasa?

Nuestra idea es compartir presencia en los diferentes canales de venta que tiene el pollo, y dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes adaptándonos a lo que requieran.

Por último, descríbeme lo que define a Disavasa.

Innovación, servicio y lo más importante, empatía con el cliente para saber sus necesidades y darles lo que nos demandan.

La marca Gallus Gallus acerca a su cocina desde las recetas más tradicionales de pollo a las más innovadoras

El Grupo de Gestión y Desarrollo Avícola, VMR, formado por las empresas Disavasa, VerAvic y Los Ángeles 2010, ha iniciado una campaña para promocionar su marca de pollo certificado amarillo Gallus Gallus.

29 de abril de 2013. La campaña, que tendrá una duración de doce meses, va dirigida a los consumidores, que a través de “Libros de recetas” que se distribuirán en numerosos establecimientos, supermercados y pollerías, pretende dar a conocer los beneficios que para la salud tiene la carne de pollo certificada, a la vez que incentivar su venta entre los consumidores.

Se han distribuido más de 200.000 ejemplares entre casi un millar de comercios de la Comunidad de Madrid. Esta acción promocional se realizará en cuatro fases, en las que se editarán folletos con recetas de pollo, desde las más tradicionales a las más innovadoras, y carteles publicitarios.

Gallus Gallus es la marca de pollo certificado que produce, distribuye y comercializa el Grupo VMR. Se trata, como recoge el libro de recetas, de “auténtico pollo con alimentación controlada y un sabor inconfundible que lo convierten en imprescindible para un dieta saludable. Tiene un color amarillento y un tipo de alimentación regulada, un 65% de cereal, siendo el maíz uno de los ingredientes. Así lo garantiza el sello de certificación emitido por la entidad acreditada Calicer”.

Con esta campaña el Grupo VMR inicia su plan de acciones para promocionar su propia marca de pollo Gallus Gallus, que lanzó al mercado el pasado año 2012.

La importancia del bienestar animal

El bienestar animal se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la industria avícola a nivel mundial. En la actualidad existe una gran sensibilización social, aunque este interés por el bienestar animal apareció como una preocupación por los animales de granja en países europeos a mediados del siglo XX.

29 de abril de 2013. Surgió como respuesta a los sistemas de cría intensiva, y es durante los últimos años cuando se ha impulsado el interés en la materia. Podríamos definirlo, según un estudio realizado por la Universidad de Córdoba, como “el estado en el que un animal no tiene que enfrentarse con el entorno”.

 Los animales se ven afectados física y emocionalmente por las características de su entorno: espacio disponible, relación con otros animales y las personas, alimentación, reproducción y cría. El impacto es especialmente significativo durante el transporte. Por ello, existe una normativa básica en materia de transporte: el Reglamento (CE) Nº 1/2005 del Consejo, de 22 de Diciembre, relativo a la protección de los animales durante el transporte y las operaciones conexas y por el que se modifican las Directivas 64/432/CEE Y 93/119/CE y el Reglamento (CE) N.º 1255/97.

 Esta normativa establece condiciones generales aplicables al transporte de animales, entre las que destacan dos: 

  1. Que el transporte se haga en condiciones adecuadas a las necesidades y características de los animales.
  2. Que el personal que manipula los animales esté convenientemente formado y capacitado para ello, sin recurrir a la violencia o a métodos que puedan causar en los animales terror, lesiones o sufrimientos innecesarios.

 Previa a la carga, los animales tienen que tener agua disponible hasta que se inicie la carga, y estar en ayuno durante un mínimo de 12 horas, con el objetivo de evitar contaminaciones en el matadero y que soporten mejor el transporte. No obstante, en el transporte de animales hay que prestar especial atención a diversas claves: 

-          No causar lesiones o sufrimientos innecesarios

-          Reducir al mínimo la duración del viaje

-          Atender las necesidades de los animales durante el viaje y las paradas

-          Los medios de transporte tienen que tener instalaciones de carga y descarga adecuadas

-          Personal formado y capacitado 

Como conclusión, los profesionales veterinarios defienden que “el mantenimiento de unas condiciones medioambientales acordes a la normativa vigente en bienestar animal, repercute en mejores producciones y una mayor calidad del producto”.

Disavasa forma a nuevos estudiantes gracias al convenio de prácticas suscrito con el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid

Como cada año, la estudiante finalizará su proyecto fin de máster ajustándolo a la realidad de DISAVASA  

29 de abril de 2013. Disavasa ha suscrito un convenio de colaboración con el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid, a través del Máster de Seguridad Alimentaria (MSA) por el cual, los estudiantes que así lo soliciten podrán realizar su periodo de prácticas en la empresa y realizar su proyecto dentro de una realidad profesional.

Mª Luz Pascual, licenciada en veterinaria por la Universidad Complutense de Madrid, es la nueva estudiante en prácticas de Disavasa. Para ella, “estas prácticas suponen un gran estímulo a mi carrera profesional, ya que me permiten aplicar todos los conocimientos teóricos que he adquirido en el máster a la realidad del mundo empresarial”.

Por su parte, para la responsable de calidad de Disavasa, Elisa Ballesteros, “es una oportunidad única para formar a nuevos técnicos, a la vez que obtener una visión externa y nuevos puntos de vista de profesionales que reciben formación específica en materia de seguridad alimentaria”.